Tu compañía necesita una estrategia centrada en la privacidad: te explicamos cómo diseñarla

«Para construir una organización centrada en la privacidad, lo primero es distribuir la responsabilidad entre todos los miembros del equipo. Cada equipo y país deben garantizar su responsabilidad, no se trata de una tarea que recaiga en una sola persona de la directiva. Esta estrategia ha ayudado a Nestlé a implementar unos estándares de privacidad en el seno de una organización multinacional de más de 270.000 empleados».

«El equipo de privacidad directamente a mi cargo se encarga de las políticas, los estándares y la gestión a nivel global, pero existen embajadores de privacidad que se responsabilizan de la implementación local a nivel de mercado. Nuestros embajadores proceden a menudo de un contexto de seguridad informática, por lo que comprenden las necesidades asociadas con la protección de datos. Pero también hay embajadores con una trayectoria en departamentos jurídicos. Puedo contactar en cualquier momento con estos embajadores, así nos aseguramos de que no están aislados de sus equipos locales. Les proporcionamos el apoyo y las herramientas que necesitan para alcanzar sus objetivos y celebramos reuniones con regularidad para que todo el mundo esté en contacto».

«En Nestlé, contamos con tres líneas de defensa independientes en materia de privacidad. La primera línea la constituyen todos los empleados y ejecutivos involucrados en el tratamiento de datos. La segunda es nuestra comunidad de privacidad, de la que he hablado hace un momento. Y la tercera línea son los auditores internos. Contar con auditores nos permite transmitir lo importante que es la seguridad para nosotros. Los auditores que trabajan a nivel global o de mercado (ya sea en Bangladés o en Italia) usan el mismo framework coherente para comprobar e identificar rápidamente cualquier posible incidencia para así activar las medidas oportunas».

«Hace tres años, la privacidad no era un asunto tan apremiante en este sector. Pero parece que ha llegado para quedarse. Las entidades gubernamentales no solo están promoviendo nuevas leyes, también están invirtiendo en reguladores. Para mí, esto es una señal bastante clara de cómo serán las cosas en el futuro. Las empresas deben estar preparadas para los cambios que están por venir».

«Introduce procesos inteligentes para crear la cultura adecuada»